Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

"La Patria es el otro"

 

 Ya no recuerdo exactamente cuándo fue la primera vez que la escuché. Sí recuerdo quién la dijo, y es una frase que se convirtió en eslogan, y como todo eslogan, en la repetición se te va metiendo y metiendo casi inconscientemente. Es un eslogan que provoca. De alguna manera obliga a que se reflexione sobre él en el contexto de nuestra historia contemporánea y no tanta. En búsqueda de su significación y reflexionando me surgieron diferentes miradas que quiero compartir:

Resultado de imagen para la patria es el otro

 Linealmente…

 

Es una afirmación contundente. Pone al otro en el centro de la escena y me quita del protagonismo. Sigamos.

 

 Como intento de comprensión

 

Podría decir que significa ponerse en el lugar del otro. Pero verdaderamente en su lugar. Ni siquiera alcanza con ponerse físicamente en su lugar. Es hacer el esfuerzo de situarse exactamente en las mismas condiciones. Y a partir de ahí comenzar la comprensión del otro. Esas condiciones implican: hacia el pasado, provenir de su mismo seno familiar, contar con la misma historia, las mismas herramientas y las mismas aptitudes para enfrentar la vida. Quizás haber crecido sufriendo la indiferencia y en muchos casos hasta el desprecio de otros compatriotas. En el presente, estar en la misma situación y tener las mismas oportunidades. Hacia el futuro contar con las mismas expectativas. Recién ahí, una vez ubicado en el lugar del otro, podemos intentar la comprensión. El simple ejercicio nos cambia los puntos de vista. Nos hace crecer.

 

Ahora, ojo al piojo, cuántas veces escuchamos “si estuviera en su lugar, nunca cortaría una ruta (o la calle)” o “…nunca saldría a robar”. Estas declamaciones me muestran que el ejercicio de ponerse en el lugar del otro está, por lo menos, incompleto. También aparece la tentación de caer en una trampa. Esa que nos muestra el ejemplo de que un individuo logra "salir del pozo". Logra una mejora significativa de su vida. El efecto que produce ese ejemplo es engañoso pues es uno entre miles y miles el que nos da la noción de que "sí se puede". De lo que verdaderamente se trata es de la mejora del conjunto, de los que pueden y de todos los otros que por su condición no pueden. Con un ejemplo único se pretende ocultar a todos los otros. Incluso en algunas expresiones cínicas aparece únicamente un cambio "espiritual", que por supuesto  no menosprecio, pero que no puede ni debe invalidar ni postergar los derechos a mejores condiciones de vida de esos otros, que son los más. De igual manera que la creencia en una justicia divina no debe invalidar el derecho de justicia terrenal.

 

Lamentablemente estas declamaciones también van entrando en el sentido común, y como se hace sin el esfuerzo de cuestionarlas, no hay resistencia y por lo tanto nos entran más fácilmente.

 

 Diferencia como complementariedad…

 

Inevitablemente en esa interpretación del otro, no sólo buscamos las similitudes, sino también las diferencias. Encontrar las diferencias, haciendo el ejercicio de la comprensión, nos interpela acerca de la necesidad de ser diferentes. Creo que la frase provoca resaltar las diferencias pero vistas como complementarias para la construcción colectiva en diversidad.

 

 Como relación social…

 

"La Patria es el otro" implica en sí misma una consideración reflexiva dado que yo "soy el otro" de todos los otros, y eso a su vez la hace una cuestión colectiva, solidaria. Tiene encerrada en sí misma la idea de una construcción social. La visualizo como una especie de red. El conjunto de lo que tenemos en común con lo que tenemos diferente, complementario, es lo que constituye el entramado de esa construcción social, dinámica y a la vez permanente de lo que denominamos la Patria.

 

 En contraposición…

 

"La Patria es el otro" no es la idea de la caridad, sobre todo aquella que permite eliminar culpas. Es claramente algo más profundo. Da la idea contraria, exactamente opuesta a la popular y disgregante “sálvese quien pueda” y sumaría, aunque no es común, “sálvese quien lo merezca”.

 

La frase "sálvese quien pueda" sugiere una situación de naufragio. Exclamación realizada cuando ya todo está perdido y no hay posibilidad de salvación. Es una premisa falsa. ¿Quién dijo que todo está perdido? …  (¡Grande Fito!)

 

Esta argumentación intenta justificar la mirada egoísta. Quizás por eso, a los que son muy egoístas "la Patria es el otro" les genera rechazo, sin comprender que es mejor una solución colectiva, abarcadora e inclusiva, que una particular. Una solución particular, que en definitiva, si tenés un cacho de sensibilidad, no te servirá. Bastará verte flotando aferrado a una tabla, mientras ves cómo se hunden los otros.

 

 Por cierto hay otros "otros", unos pocos, los del poder establecido, que mientras eso sucede están en un yate que no se hunde y se benefician permanentemente de todos esos otros. Los podrás ver desde tu tabla, a lo lejos, observando el espectáculo.

 

 En la práctica…

 

Encuentro en la frase "La Patria es el otro" una síntesis.  No puedo afirmar que fuera eso lo buscado, pero es lo que es para mí. Es una síntesis tal, que al ponerla en práctica genera inclusión y a la vez  te incluye socialmente hablando. De esta manera se genera una red de unión que nos hace fuertes ante los poderes opresores de siempre. Con la práctica, finalmente estaremos en el lugar del otro, más unidos, con una identidad compartida basada no sólo en coincidencias sino también fortalecida por las diferencias. En la práctica nos hacemos mejores personas. Se construye identidad. Se construye la Patria.

 

 Historia…

 

“… Por eso, en este día de recuerdo y de homenaje, quiero también, para finalizar y porque en definitiva aquellos que fueron a combatir, como lo dije al principio, lo hicieron por un profundo amor a la patria. Pero si no se quiere al pueblo, si no se quiere al prójimo, es imposible querer a la patria. La patria es el otro, la patria es el prójimo. Por eso, no nos olvidemos nunca de eso, la patria es el otro, no es un concepto vacío, no es un concepto abstracto”.

 

(Cristina, 02 abril 2013, Puerto Madryn)

 

http://www.casarosada.gob.ar/informacion/archivo/26411-31o-aniversario-del-inicio-de-la-guerra-de-malvinas-discurso-de-la-presidenta-de-la-nacion

 

Hay discursos posteriores donde profundiza el concepto.

 

Imperdible el artículo de José Pablo Feinmann en página 12 del domingo 30 de junio de 2013.

 

https://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-223384-2013-06-30.html)

 

 

Imagen…

 

Gente que lleva una remera con la imagen de Cristina, que además tiene impresa:

 

Dijo: "La patria es el otro" y me conquistó